Afrontar los Cambios

 

Cambios

La vida es un proceso de cambio y desarrollo personal. Vivir es una aventura, con momentos y etapas en las que nos sentimos satisfechas y otras circunstancias en las que nos enfrentamos a dificultades, pero todas estas situaciones nos pueden proporcionar la oportunidad de crecer y desarrollar nuevos recursos.

Desarrollarnos personalmente significa ir haciéndonos seres más autónomos, capaces de cuidarnos y satisfacer nuestras necesidades.

Buscar el modo de mejorar nuestra vida, es una tarea que se realiza día a día, aunque haya momentos en que esto es más necesario e intenso: cuando nos independizamos por primera vez, cuando formamos  o dejamos a una pareja, cuando somos madres, cuando los hijos y las hijas se van de casa.

Iniciar un proceso de cambio supone reflexionar sobre nuestra vida cotidiana para transformarla, conocer mejor nuestras emociones y comportamientos, nuestras cualidades y limitaciones, desarrollar nuevos recursos y capacidades para afrontar las dificultades.

Podemos tener miedo a lo desconocido, a las críticas y desvalorizaciones, a no dar la talla y sentirnos inseguras. Como consecuencia de estos temores, a veces intentamos negar la existencia del cambio, no reconocemos sus causas ni su importancia, impidiéndonos afrontar la situación o buscando motivos para aplazar este momento.

Es necesario revisar los mensajes y valoraciones que recibimos desde niñas para potenciar y desarrollar los que nos ayudan a ser más libres y cuestionar todos aquellos que nos impiden avanzar.

Cuando empezamos a introducir cambios en nuestra vida, puede ocurrir que las personas que nos rodean reaccionen con sentimientos de incomprensión o que nos hagan incluso chantajes afectivos para que volvamos a ser las de antes. Otras veces, también podemos sentirnos más respetadas y valoradas y todo este proceso aumenta nuestro bienestar y satisfacción personal. Si bien lo que más nos debe importar es nuesta propia valoración.

Aventurarnos a ser y vivir de otra manera nos trae muchas satisfacciones y nuevas experiencias.

Tenemos derecho a equivocarnos. No seas excesivamente autocrítica, trátate con ternura y ponle un poco de humor a la vida.