La Confianza.- Una Rendija

Confianza 3Tener confianza es encender una linterna cuando no hay luz. O incluso mejor: es no temer a la oscuridad. La confianza es ser la oscuridad con sus estrellas. O convertirse en una rendija de la puerta por donde se cuela suficiente luz para sentirnos mejor. Debes saber que es muy susceptible y este pequeño defecto le hace, a menudo, cambiar de tamaño. Si crees mucho en ella, la confianza se vuelve grande y te ayuda a subir siete montañas. Pero si crees poco, mengua tanto que se te olvida caminar. Sin duda, es la mejor “atrapadeseos”, no la menosprecies. Piensa que no usa pilas y lo único que necesita es tu energía.

Receta para tener Confianza:

  • Se recomienda pensar que uno es más listo que tonto.
  • Respirar a menudo; si uno se ahoga pierde confianza.
  • Trazar una línea debajo de los pies y sentir con alegría: ¡He llegado hasta aquí!
  • Salúdate a ti mismo de vez en cuando, como si te acabaras de encontrar: “Hola, ¿qué tal?”. Y por supuesto, alégrate de verte.

(Eva Manzano y Mónica Gutierrez)