Observar mis miedos

Cuando comencé a observbaby-microscope-4132379ar simplemente mis miedos, empecé a ver que no eran monstruos sólidos e indivisibles que nunca podría vencer, sino una simple serie de pequeñas sensaciones e imágenes pasajeras que iban y venían en mi conciencia, con tanta rapidez que solo creaban la apariencia de ser algo sólido y entero (algo similar, según aprendí después, a la manera en que un torbellino de partículas subatómicas puede dar la impresión de ser un objeto sólido e indiviso). Y observando así mi miedo, empecé a pensar: ‘¡Uf!, esto es interesante. Este miedo no es tan grande ni tan intenso, a fin de cuentas. De hecho es bastante inofensivo. No es más que una serie de sensaciones transitorias que aparecen, permanecen por un segundo o dos, y luego simplemente desaparecen’.

LA ALEGRIA DE VIVIR

Yongey Mingyur Rinpoché