Terapia Familiar

Terapia familiar en Madrid. Entredos Psicoterapia.
Terapia de familia para adultos, adolescentes y niños

Terapia familiarLa familia es, ante todo, un grupo de pertenencia que da identidad al ser humano. Un lugar donde se dan todos los sentimientos y sus contrarios. Es un pilar interno alrededor del cual se estructuran sus miembros a través de valores, reglas y normas.

En la estructura interna de cada familia hay límites que diferencian entre el interior y el exterior familiar. También hay roles y actividades propias de cada miembro que les diferencia entre sí y que les va dando una identidad propia.

Las familias suelen venir a Terapia cuando descubren que no pueden resolver por sí mismas situaciones que les están desbordando y que les causan frustración, ansiedad, desesperación y sobretodo dolor.

Uno de los objetivos en la Terapia Familiar es dar espacio a las necesidades de crecimiento independiente de cada miembro del grupo sin menoscabar la integridad del sistema familiar.

En Entredos Psicoterapia trabajamos para fortalecer las habilidades de resolución de los miembros de la familia y para ello ponemos especial énfasis en que puedan:

  • Establecer una comunicación clara, precisa y directa
  • Prestar atención al Aquí y Ahora: Esto les ayudará a darse cuenta de cómo es su relación familiar en este momento, ni como fue ni cómo será y a aceptar la realidad tal cual es, en el presente y, por tanto, poder tomar decisiones en base a ello.
  • Trabajar la Autorresponsabilidad: para favorecer que ninguno de los miembros se sitúe como víctima de otro. Conseguir que cada uno se sienta único responsable de su bienestar personal y de sus propias decisiones.
  • Revisar cuales son los deseos y necesidades cubiertas o por cubrir tanto del grupo familiar como de cada uno de sus integrantes, e intentar que sean conscientes de como se interrumpen en la consecución de sus logros.
  • Sacar a la luz los asuntos inconclusos para poder expresarlos en el grupo familiar e intentar, entre todos, que haya una nueva visión y un nuevo acercamiento más limpio.
  • Revalorizar a cada uno de los miembros y al conjunto familiar.
  • Intentar en definitiva que cada uno tome conciencia de sí mismo, de lo que ocurre y que asuma la responsabilidad de lo que tiene, lo que quiere y lo que necesita. Si toman conciencia de lo que está pasando quizá se atrevan a expresar lo que sienten y así, por fin habrá un contacto con los demás miembros de la familia que pueda originar energía y crecimiento.
    mediación familiar